la primera vez q me hicieron la colita

Tenía quince años y mi primer novio 20. a los 15 ya tenía 100 de tetas lo que era muy atractivo para cualquier tipo y una cola parada y grande. Hacia un año que salíamos y ya me había desvirgado la conchita como regalo de cumpleaños, tenía una verga enorme, el tenía mucha experiencia y yo solo sabia lo que el me había enseñado. Le gustaba que le chuparan la verga escondidos en cualquier lado y cuando íbamos en el auto quería que usara minifalda porque a vece paraba en cualquier rincón y me cojia sin vueltas. Siempre me acariciaba la cola pero nunca me había penetrado yo ni me imaginaba que se podía coger por ahí. El siempre me acariciaba pero nunca amagaba a nada más. Siempre me decía que le encantaba mi culo y te tenía pensado algo muy especial para mí le gustaba que le chupara la pija sin la tanga y con el culito parado para mirármelo. Pero no me decía nada más. 

Una noche en su departamento habíamos terminado de cenar. Me llevo al sillón de la mano, yo ya sabia que me iba a coger y lo esperaba ansiosa, ya tenía la tanga húmeda cuando me acariciaba y me decía que linda putita que sos amor como te mojas. Me tenía parada delante de el me bajaba la tanga y metía su lengua húmeda y caliente para comerme la concha, yo temblaba ahí parada sintiendo su lengua y le dejaba todos mis jugos en la boca . Después subia y me comía los pezones que ya estaban duros como piedras, me los mordía haciéndome temblar, sabia que quería que me cogiera. Pero esa noche me dijo que me iba a enseñar algo nuevo. Me llevo a la cama, me puso la pija en la boca como siempre mientras me miraba la cola y me la empezó a acariciar, vi que había aceite de bebe en la mesita pero no pensé para que podía ser. 

Entonces casi de golpe me acostó en la cama y me lleno la concha con esa pija divina mientras me comia las tetas casi salvaje , me decía al oído que quería que acabara que me tenía una sorpresa, yo no aguante mas y me moje toda temblaba cada vez que me hacia acabar-
 

Entonces me dijo_ date vuelta putita_ me empezó a besar el cuello y bajo por mi espalda y llego con su boca a mi cola, me susurro relajate bebota . entonces con su lengua empezó a acariciar mi agujerito virgen, yo temblaba sentía su lengua húmeda 

Entrando en mi agujerito que se cerraba solo , el me decía relájate bebe . agarro el aceite de bebe y me lubrico al agujerito que se cerraba solo con el contacto de sus dedos , yo sentía las gotas de aceite caer por mis piernas estaba nerviosa y ansiosa no me imaginaba que quería hacer. Entonces lo supe, me levanto la cola y apoyo la cabeza de su verga en la entrada de mi culo , me susurro relájate bebe primero va la cabeza sola_ entonces sentí que la cabeza me penetraba y que me rompía el culo literalmente yo grite y me quise escapar pero el me agarro del pelo me puso de nuevo en la espalda y e dijo putita tu culo es mío y luego no fue tan amable, me lubrico de nuevo me beso el cuello y me dijo relajate bebe asi te vas a dilatar mas rapido y me volvi a penetrar pero esa vez me hundio la pija hasta el fondo del orto yo grite de dolor y a la vez me calentaba porque parecía que me estaba violando. Sentía como me cojia por el culo s pija entraba y salia sin dejarme respirar y latia apretada porque no me terminaba de dilatar y empeze a mojarme a la vez que me moria de dolor, con uno de sus dedos me empezó a acariciar la conchita mojada y me dijo ves que te gusta putita ¿ ves que estas mojada ¿? Me seguia cogiendo por el culo a mansalva sin sacarmela mas que para volver a cogerme hasta el fondo . yo sentía que el culo me dolia y a la vez no quería que dejara bde cojerme hasta que empezó a acabar y sentía que la pija le latia mientras la leche se escapaba de mi agujero ya desvirgado. 

Después de esa noche cada vez que se le antojada me daba vuelta me corria apenas la tanga y me hundia la pija en el culo hasta llenarme de leche. Yo terminaba dolorida y caliente porque ya a esa altura me hacia acabar sin tocarme la concha . no importaba donde estabamos buscaba la forma de meterme en algun rincón o en un baño y sin preámbulos me cojia por el culo hasta dejarme toda la leche adentro. A veces apenas me bajaba el pantalón o me levantaba la pollera y ya sentía la cabeza de su pija caliente en el entrada de mi agujero y mientras me apretaba las tetas y la hundia hasta el fondo diciendome al oído que mi culo lo volvia loco. Después de el se me hizo un vicio, y me vuelve loca que me hagan el culo en cualquier parte.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.