Mi hija es una puta


Todo este relato más la foto que había encontrado estaba provocando mi excitación que intenté disimular, moviéndome un poco, ella me presionó sobre el sofá y no dejó moverme como si se diera cuenta de la situación, acercándose a mi oído continuó contándome cómo se había convertido en la putita que era... 


-Vani... tenemos que encontrar la solución a esto, yo sé que llevas los genes de tu madre, y ella es una tremenda puta... 

-Si! Papu... desde que cumplí 18 sólo pienso en vergas...jijiji... - rió tímidamente, secándose las lágrimas. 

-No sufras hija, ya pensaremos en algo- la tranquilicé mientras me bajaba el cierre del pantalón. 

-Sí papu... porque estoy muy, muy caliente...- susurraba mientras sacaba mi nabo debajo del pantalón. 

- Te amo hijita y no permitiré que sufras- le confesé mientras de la nuca la empujaba a comerme la chota 

-Aghhh... si papu...mfrrrhhh...slurtttt!!!! 

-Yo te voy a sacar las ganas de chupar hija de puta- le grité entre dientes mientras sentía su campanilla golpear en la punta de mi verga hinchada. 

-Aghhhh... mfrhhhh..., es ricahhhh papihggg!!!!!! 

-Sí puta, así me la mamaba tu madre, seguí hija de remilputa. 

Se había arrodillado a mis pies y en cada embatge de mi pija, se contorneaba como una serpiente, le encantaba recibir pija de su papu, y si era puta yo la iba a curar a vergazos, a partir de ahora estaría castigada todas las vacaciones para así poder corregirla. 


-Dale putita de papá....chupá, dale...., no querías verga?-pregunté desesperado 

-Sihhh, aghhh- balbuceó con toda la pintura de ojos corrida por la baba.... 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.